√Āguila Filipina (Pithecophaga jefferyi)

El águila filipina es también conocida como águila monera debido a su peculiar dieta. Además de ser una de las águilas más grandes del mundo, por su característico aspecto es también una de las más llamativas.

√Āguila filipina de frente (Pithecophaga jefferyi)

Características

El águila filipina tiene un enorme pico negro oscuro con un matiz de azul, patas de color amarillo neón y ojos azul grisáceo pálido.

Su vientre blanco algodonoso contrasta con su espalda m√°s oscura, y las plumas en forma de flecos en sus patas, coinciden con las largas plumas marrones que adornan su cabeza y la parte posterior de su cuello.

Las √°guilas filipinas son diurnas, lo que significa que cazan, vuelan, construyen nidos, participan en actividades de cortejo y derivados durante el d√≠a. Descansan por la noche. A pesar de su gran tama√Īo, estas √°guilas tienden a ser r√°pidas y √°giles en el aire, lo que las convierte en cazadoras muy exitosas.

El √°guila filipina fue nombrada ave nacional de Filipinas en 1995 y fue la mascota oficial de los Juegos del Sudeste Asi√°tico en 2005.

H√°bitat

Filipinas consta de más de 7,000 islas pero el águila filipina o monera vive en solo cuatro de ellas: Luzon, Samar, Leyte y Mindanao. Todas dentro de las regiones norte y este del país.

√Āguila filipina posada (Pithecophaga jefferyi)

Aunque el águila monera puede pasar tiempo a lo largo de los bordes del bosque, e incluso se ha observado en áreas donde el bosque ha sido talado, esta especie es una verdadera rapaz forestal y depende de un bosque primario prístino en el que cazar, construir su nido y criar a sus crías.

Se puede encontrar en hábitats tan bajos como el nivel del mar hasta alrededor de 1800 metros. Sin embargo, gran parte del hábitat de las tierras bajas de esta especie está siendo destruido, principalmente debido a la tala y la conversión de tierras forestales en campos agrícolas. 

√öltimamente y a consecuencia de lo anterior, se han visto cada vez m√°s restringidos a vivir principalmente en las laderas de las monta√Īas, que generalmente corren menos riesgo porque es m√°s dif√≠cil talar o cultivar en una ladera que en las tierras bajas.

Como todos los principales depredadores, juegan un papel muy importante en su entorno. Al igual que al águila arpía, se le conoce como especie paraguas. Existiendo este tipo de águilas, protegen también muchas especies de vida silvestre. Es decir, que para que existan, se debe proteger a los monos y civetas y otros animales que necesitan para alimentarse, las plantas y animales de los que se alimentan los monos y civetas, y los árboles en los que anidan las águilas filipinas, lo que ayuda a proteger a los otros animales que utilizan estos árboles. por comida, refugio y espacio. 

La conservación de las águilas filipinas y su hábitat proporciona automáticamente protección para todas las demás plantas y animales que viven allí también.

Alimentación y caza

Las águilas filipinas comen monos (de ahí el nombre de águila monera), y otra gran cantidad de animales como murciélagos, civetas, ardillas voladoras, macacos, serpientes y lagartijas.

√Āguila filipina de frente (Pithecophaga jefferyi)

La dieta de un √°guila filipina var√≠a seg√ļn la isla en la que vive. Las presas que se encuentran en abundancia en una isla pueden ser escasas o inexistentes en otra.

Las águilas filipinas se involucran en una serie de estrategias de caza para obtener una comida. A veces, simplemente se sientan y esperan hasta que se descubre la presa, o vuelan de percha en percha a través del dosel. Otras, se sabe que sondean densos nudos y nudos en los árboles en busca de algo sabroso para comer.

Una de las estrategias m√°s interesantes en las que participa el √°guila filipina es la caza en parejas: Mientras que un miembro de la pareja distrae a la presa mientras que el otro la ataca por detr√°s.

Aunque las águilas filipinas son cazadoras grandes y poderosas, cada vez que van tras una presa, se ponen en peligro. El vuelo rápido a través de bosques densos puede provocar golpes y raspaduras, pero lo que es más importante, las presas pueden defenderse.

Una herida aparentemente peque√Īa para un √°guila filipina puede convertirse en una amenaza para la vida si se infecta o impide que el ave vuele o cace con normalidad.

Nido

Las águilas filipinas construyen enormes nidos de palos con una anchura de 1,2 metros y una longitud de 2,7 metros. Se suelen situar en lo alto de la bifurcación principal de un árbol, a menudo sobre una plataforma de helechos y orquídeas.

Reproducción

La reproducci√≥n del √°guila filipina se da cada dos a√Īos. En ella, la hembra pone un huevo blanco grande, que debe incubarse durante unos 2 meses. Cuando el polluelo nace, parece una bola de algod√≥n de cabeza grande y patas grandes.

Durante las primeras semanas, el peque√Īo √°guila monera no puede termo regular ni controlar su propia temperatura corporal por lo que, tanto el macho como la hembra, se turnan para proteger a sus cr√≠as de la lluvia o el sol, el calor o el fr√≠o. En unas pocas semanas, el pich√≥n es tan desarrollado (y en proporci√≥n) como sus padres.¬†

√Āguila filipina en pie (Pithecophaga jefferyi)

Crías del águila filipina

Aproximadamente a los cinco meses, las cr√≠as ser√° tan grande como sus padres. Debido a que el √°guila filipina crece r√°pidamente, necesita comer mucho. Los padres traen presas al nido y, al principio, arrancan peque√Īos trozos de carne para el polluelo.¬†M√°s tarde, a medida que el polluelo crece, puede arrancar y comer la carne por s√≠ solo.¬†

Alrededor de los 4-5 meses de edad, el √°guila joven empluma o vuela por primera vez. En preparaci√≥n para sus primeros vuelos, primero ¬ęse ramifica¬Ľ del nido, comenzar√° a caminar sobre las ramas cercanas a su nido, a practicar saltar de rama en rama y batir sus alas vigorosamente mientras se agarra a una rama, todo en preparaci√≥n para su primer vuelo.

Aunque sus primeros vuelos pueden ser inestables e incómodos, volará casi tan bien como sus padres después tan sólo unos días.

Tras abandonar el nido, seguir√° dependiendo de sus padres hasta los 17 meses. Debido al largo per√≠odo de dependencia, las √°guilas filipinas generalmente se reproducen s√≥lo una vez cada dos o tres a√Īos. Sin embargo, las parejas que pierden un huevo o un pollito generalmente volver√°n a intentarlo el pr√≥ximo a√Īo.

Las √°guilas filipinas alcanzan la edad adulta a los 5-7 a√Īos de edad.

Estado de conservación

El √°guila filipina est√° en peligro de extinci√≥n. De hecho, El √°guila monera es una de las rapaces m√°s amenazadas del mundo con menos de 500 ejemplares en Filipinas. Muchos factores han contribuido al declive de esta impresionante ave de rapi√Īa: Las poblaciones de vida silvestre en las islas suelen ser m√°s vulnerables a la p√©rdida de h√°bitat y otras acciones perjudiciales simplemente porque no tienen a d√≥nde ir.¬†

Las águilas filipinas no están adaptadas para volar largas distancias sobre el océano, y además, no pueden nadar. A medida que se talan más y más bosques, quedan cada vez menos lugares adonde ir. Esto está creando problemas para las águilas adultas que pierden árboles vitales para anidar y son presas de motosierras y excavadoras. También es un problema para las aves jóvenes recién nacidas ya que, una vez abandonan el territorio de sus padres, deben ir en busca de un nuevo lugar para vivir, encontrar pareja y establecerse. 

Sin embargo, cada vez hay menos lugares para elegir. Esto podr√≠a significar que muchas de las aves j√≥venes no sobreviven, ya que es posible que no encuentren suficiente comida para comer o lugares saludables para vivir.¬†Despu√©s de todo, donde se ha talado el bosque, normalmente se puede encontrar a la humanidad. Cuando estas √°guilas entran en contacto con humanos, a veces son asesinadas a tiros, o pueden ser capturadas para exhibici√≥n p√ļblica y privada.

Fotos del √°guila filipina

√Āguila filipina con las alas recogidas (Pithecophaga jefferyi)
Rostro del √°guila filipina (Pithecophaga jefferyi)
√Āguila filipina de perfil (Pithecophaga jefferyi)
√Āguila filipina con alas desplegadas