√Āguila Perdicera (Aquila fasciata)

El √°guila perdicera, √°guila azor o √°guila Bonelli es un √°guila diurna de tama√Īo mediano. A pesar de ser una especie que se encuentra en varias partes del mundo, es un ave que no migra del lugar en el que nace.

Esta especie recibió su nombre de Franco Andrea Bonelli, un ornitólogo italiano.

√Āguila perdicera de perfil (Aquila fasciata)

Características

Las alas y espalda del águila perdicera son en su mayoría una mezcla de plumas más oscuras, mientras que sus partes inferiores son blancas con algunas rayas finas. Sus largas patas están completamente cubiertas de plumas blancas, por lo que hace un efecto como si llevaran calentadores.

Finalmente, sus pies son amarillos al igual que sus ojos y cere.

Es generalmente solitaria durante la mayor parte del a√Īo por lo que lo m√°s habitual es ver al √°guila perdicera en vuelo, cazando o pos√°ndose sola.

Durante este tiempo, el águila Bonelli es bastante silenciosa. De hecho, rara vez se escucha el canto de las aves para poder localizarlas. Sin embargo, durante la temporada de reproducción, esto cambia y se vuelven unas aves muy ruidosas.

El √°guila perdicera no est√° en peligro de extinci√≥n y est√° clasificada como ¬ępreocupaci√≥n menor¬Ľ. No obstante, debido a la amplia distribuci√≥n de la especie es probable que diferentes poblaciones se enfrenten a diferentes amenazas, seg√ļn el lugar donde vivan.

√Āguila perdicera en vuelo (Aquila fasciata)

H√°bitat

El √°guila perdicera o √°guila azor se encuentra en partes del sur de Europa, como Espa√Īa, norte y este de √Āfrica, Medio Oriente, India y otras partes de Asia.

Se distribuye en un rango tan grande, por lo que se puede adaptar al uso de diferentes tipos de hábitat, dependiendo de la región del mundo en la que viva.

En general, esta especie se puede encontrar en zonas monta√Īosas √°reas de hasta 3.000 m, o colinas, y llanuras boscosas o arboladas. Por esto mismo, se le ve posada alrededor de acantilados, riscos y desfiladeros. De hecho, a veces se encuentra en plantaciones de eucalipto y bosques nativos de alcornoques en partes de su √°rea de distribuci√≥n.

Alimentación y caza

El √°guila azor perdicera come principalmente conejos, liebres y aves de tama√Īo mediano, como palomas y perdices. Adem√°s, se alimenta de ratas, ardillas, zorros, murci√©lagos, lagartos, patos y varias otras especies de aves que van desde garzas hasta palomas y cucos, c√≥rvidos, avefr√≠a, lavanderas, p√°jaros carpinteros, papamoscas, gaviotas y avutardas.

Aunque no es tan com√ļn, tambi√©n captura presas m√°s grandes como cig√ľe√Īas, garzas y buitres.

Si bien el águila Bonelli son voladores bastante ágiles, cuando están de caza, el águila perdicera captura la mayoría de sus presas en el suelo. Ciertamente, muy pocas veces atrapa aves en vuelo. En ocasiones, tanto el macho como la hembra de una pareja reproductora trabajan juntos para atrapar presas.

Por √ļltimo, se ha observado en el sur de Europa que estas √°guilas tienen m√°s porcentaje de √©xito en la captura de presas cuando usan el elemento sorpresa a su favor.

√Āguila perdicera en vuelo de caza

Cortejo

Cuando comienza la temporada de apareamiento, los √°guilas macho y hembra del √°guila Bonelli perdicera, comenzar√°n a pasar m√°s tiempo juntos.

Con todo esto, la comunicaci√≥n vocal juega un papel importante en su comportamiento. Del mismo modo, utilizan diferentes llamadas, desde silbidos agudos hasta gru√Īidos y ladridos en el cortejo. Adem√°s, lo utilizan para avisar mutuamente del peligro cuando est√°n cerca el uno del otro.

Nido

El √°guila perdicera construye sus nidos con grandes palos y ramas. Adem√°s, usan sus nidos una y otra vez en a√Īos sucesivos.

Por esta razón, el nido del águila azor perdicera puede llegar a medir alrededor de 2m de ancho y 1m de profundidad.

Sin embargo, también puede optar por construir su nido en la cornisa de un acantilado, en un árbol o, incluso, en torres de alta tensión.

Finalmente, se han visto nidos de la perdicera cerca de asentamientos humanos pero esto ocurre en muy pocas ocasiones.

√Āguila azor perdicera posada (Aquila fasciata)

Reproducción

En la reproducción del águila perdicera, la hembra pondrá entre 1 y 2 huevos con una incubación de entre 37 y 40 días.

Después de que los polluelos nazcan, crecerán rápidamente y permanecerán en el nido hasta que tengan entre 55 y 65 días de edad. Aunque el tiempo que tardan las crías jóvenes en emplumar varía bastante, generalmente es entre 142-163 días. Una vez que las perdiceras azor juveniles están listas para abandonar el territorio de sus padres, tienden a dispersarse entre muchos lugares.

Crías y polluelos de águila perdicera

Polluelos de águila perdicera recién nacidos (Aquila fasciata)
Cría de águila perdicera juvenil en Sevilla
Polluelo de √°guila perdicera saliendo del huevo

Situaci√≥n en Espa√Īa

El √°guila perdicera en Espa√Īa habita en las sierras costeras mediterr√°neas, Sierra Morena , Extremadura y las sierras b√©ticas. Sin embargo, se han visto ejemplares en la parte centro y norte de Espa√Īa, aunque de forma muy residual.

El √°guila azor perdicera en Espa√Īa est√° en peligro de extinci√≥n y desaparici√≥n. M√°s bien, la amenaza m√°s importante para el √°guila Bonelli en Espa√Īa es la electrocuci√≥n por la situaci√≥n del ave cercana a las torres el√©ctricas.

Estado de conservación

El águila perdicera no está en peligro de extinción y está clasificada como una especie de preocupación menor.

Sin embargo, debido a la amplia distribuci√≥n de la especie, est√° claro que es probable que diferentes poblaciones se enfrenten a diferentes amenazas, seg√ļn el lugar donde vivan. Por ejemplo, la poblaci√≥n europea, que se encuentra mayoritariamente en Espa√Īa, se considera en peligro de extinci√≥n. Esto se debe a que esta poblaci√≥n es bastante peque√Īa.

De hecho, all√≠, el √°guila Bonelli es a menudo disparada por cazadores, colomb√≥filos y cuidadores de animales de caza. Adem√°s, los cient√≠ficos a√ļn no saben lo suficiente sobre algunas de las poblaciones de esta especie, por ejemplo, las que se encuentran en partes de Asia y √Āfrica. Por esto mismo, no se conoce lo que realmente est√° sucediendo y lo que podr√≠a deparar el futuro para esta especie.

Algunas de las principales amenazas a las que se enfrenta esta especie incluyen disparos, colisión con líneas eléctricas y turbinas eólicas, alteración de nidos causada por el hombre y la pérdida de hábitat para la agricultura. Ciertamente, sin un buen hábitat, las águilas azor perdiceras pierden sitios de anidación muy importantes, así como el acceso a suficientes presas.